ACTUALIZACIÓN: Visita al Centro de Interpretación y Refugio de Séneca

Imagina que estalla una guerra, que tu ciudad es bombardeada y tienes que encontrar un lugar en el que ponerte a salvo. En este escenario se vieron envueltos miles de alicantinos de toda la provincia durante la Guerra Civil (1936-1939). Para enfrentarse a aquella amenaza, se habilitaron refugios subterráneos, túneles excavados bajo el suelo de las ciudades que buscaban mantener a la población con vida y que hoy vuelven a recuperarse pero con una función muy diferente.

La primera vez que supe de la existencia de estos tesoros en mi ciudad fue en el año 2013, cuando me explicaron que en mi propio barrio hubo uno situado debajo del parque en el que jugaba de pequeña. Reconozco que me fascinó la idea de que bajo el suelo en el que yo pasé cientos de horas de mi infancia hubiera un pedazo de la historia de Alicante, pero, al mismo tiempo, me entristeció saber que en ese momento, ninguno de aquellos túneles que significaron la salvación de personas como yo fuera visitable.

Refugio Balmis entrada
Entrada al refugio de la Plaza de Balmis

Sin embargo, ese mismo año tuve la inmensa suerte de conocer uno de los refugios que se conservan abiertos al público en la provincia. Se trata del Refugio de Cervantes, situado en la ciudad de Alcoy. En este caso, la visita es gratuita aunque dentro de un horario limitado, y podemos recorrer una pequeña parte de los túneles, en los que además hay ambientación sonora con sirenas y megafonía, mapas y planos, y objetos de la época.

Refugio Cervantes Alcoy
Refugio Cervantes en Alcoy

Después de aquella visita, mis ansias de que los refugios de mi propia ciudad se rehabilitasen aumentaron considerablemente. Así que mi alegría fue mayúscula cuando se anunció que en febrero de este año se podría visitar el Refugio R46, situado en la Plaza de Balmis y cuya entrada se descubrió gracias a las obras de remodelación de la plaza que se llevaron a cabo recientemente.

Refugio Seneca cartel
Cartel informativo del R31 en la Plaza Séneca

Además de este refugio, también se han acondicionado el Refugio R31 y el Centro para la Interpretación de la Guerra Civil. Ambos se encuentran en la Plaza de Séneca, y se encuadran dentro del proyecto de restauración y acondicionamiento de estas joyas históricas que nos permiten viajar a través del tiempo y trasladarnos a una época muy diferente, donde la vida se veía amenazada constantemente por un peligro que caía del cielo.

Refugio Seneca entrada
Entrada al R31
Anuncios