Un día iba sentada en el tranvía tranquilamente cuando, de repente, apareció ante mis ojos. Emergiendo de las aguas de la fuente del Bulevar del Pla, mostrándose con toda su majestuosidad, vi cómo la leyenda se hacía realidad. Era él, el auténtico, el temido Monstruo del Lago Ness. Pero, ¿qué hacía en Alicante?

Monstruo Lago Ness Alicante
El Monstruo del Lago Ness en Alicante

La respuesta era más sencilla de lo que yo pensaba. No es que Nessie hubiera decidido emigrar en busca de climas más cálidos —aunque también es una posibilidad—, sino que en 2011, el Ayuntamiento decidió encargar este topiario impresionante a Esarte Verde, empresa experta en la creación de estas figuras ornamentales hechas a base de plantas.

Con sus dos metros y medio de alto y casi nueve de alto y un peso de varios cientos de kilos, nuestro monstruo local rinde homenaje a la otra definición de la palabra alicante que recoge la RAE:

“Especie de víbora, de siete a ocho decímetros de largo y de hocico remangado. Es muy venenosa y se cría en todo el mediodía de Europa.”

Aunque Nessie no es el único topiario que existe en nuestra ciudad, al parecer sí es el único que infunde respeto suficiente como para mantener a los vándalos a raya. Claro que, con ese aspecto, ¿quién se iba a atrever a atacar al mítico Monstruo del Lago Ness?

Anuncios