Existe un lugar en la provincia de Alicante en el que se conserva la memoria de todo un pueblo. En el que se dan a conocer las tradiciones de sus habitantes a través de sus objetos más queridos. En el que puedes conocer oficios que han desaparecido. Donde, en definitiva, la historia se mantiene a buen recaudo.

Oficio tradicionalEste espacio mágico que nos invita a viajar en el tiempo no es otro que el Museo Escolar de Pusol, que se encuentra en Elche. Nacido en 1969, el Museo es más que un centro etnológico dedicado a conservar las tradiciones del Campo de Elche. Como nos explica Ana Andreu, quien nos recibió en el Museo y resolvió todas nuestras dudas, se trata de un proyecto que quiere implicar a todas las personas del lugar, desde los más pequeños hasta los ancianos, y en el que cualquier aportación es bien recibida, puesto que lo que el Museo pretende es que todo el mundo pueda enriquecerse con la experiencia y los conocimientos de los demás.

EscuelaAna también nos contó que los objetos que podemos admirar en las diferentes salas proceden de donaciones de particulares, por lo que aún son más valiosos, ya que los habitantes de la zona confiaron en el Museo para que los preservara y les otorgara la importancia se se merecen.

HabitaciónAdemás de las escenas tradicionales, en este centro también podréis encontrar la réplica de una calle comercial, en la que se reproducen fielmente algunos de los establecimientos de la zona. Y esto es así, porque como nos descubrió Ana, “cuando un comercio baja la persiana en la calle, la subimos en el museo”.

Droguería

Efectivamente, todas las tiendas que podemos encontrar en esta área del Museo son donaciones de los dueños de los negocios, que no sólo aportaron sus objetos, sino que “también te cuentan las historias que hay alrededor de ellos, por lo que descubres cosas que de otra forma no sabrías”, explica Ana.

Más información sobre el Museo Escolar de Pusol:

Anuncios