Hoy te propongo una pequeña excursión por uno de los senderos urbanos que ofrece el Ayuntamiento de Alicante. Se trata del sendero del Cabo de La Huerta, un recorrido especialmente interesante ya que además de senderismo, también se pueden practicar deportes náuticos como el buceo o el windsurf, observar la flora y fauna típicas de la zona y conocer algunos vestigios de nuestro pasado.

La ruta está calificada como fácil, con algunos tramos abruptos, y una duración estimada de dos horas y media. Se puede acceder a ella mediante el TRAML4 parada de La Isleta (ida) y Cabo Huerta (regreso)— o bien mediante autobús —L22 parada de Condomina (ida), Tridente (tramo Cala Cantalares), Costa Blanca (regreso)—. A pesar de su escasa dificultad, no es recomendable durante las horas de más calor (al igual que cualquier otro ejercicio), ni en períodos de mayor afluencia de turismo (aunque esto depende de tus gustos). También hay que tener en cuenta que, como en todas nuestras excursiones, tenemos que proveernos de protección solar, agua, algo para comer y calzado apropiado. Y por supuesto, no debemos molestar a los animales, dañar la naturaleza ni dejar nuestros desperdicios abandonados.

1.Playa de la Albufereta

El recorrido comienza en esta pequeña y acogedora playa, cercana al yacimiento ibero-romano de Lucentum. La Albufereta fue el lugar elegido por los pobladores de este asentamiento para establecer el puerto, debido a su ubicación privilegiada protegida de los vientos y a sus aguas tranquilas.

2.Villa romana — Paisaje cultural

Si nos dirigimos hacia el Este de la playa, hallaremos una pasarela de madera, que nos llevará directamente a unos vestigios romanos muy similares a los Baños de la Reina de El Campello o Calpe.

pasarela albufereta

Al igual que en esos dos casos, estas piscinas excavadas en la roca cumplieron la función de piscifactorías y probablemente en algún momento pertenecieron a alguna villa romana. En este post de blog puedes encontrar toda la información sobre estos restos históricos, y aquí puedes leer acerca de los paisajes culturales y de la importancia de su conservación.

Vivero romano

3.Puerto deportivo

Seguimos nuestro camino y nos toparemos con una hilera de palmeras, que nos servirán de guía para atravesar el Club Náutico Costa Blanca. Aquí además encontraremos algunas especies de plantas invasoras, como la pitera o la uña de león.

puerto deportivo

4.Playa de la Almadraba

Tras el puerto deportivo llegamos a la playa de la Almadraba. Su nombre proviene de la época árabe, y significa “lugar donde se golpea o lucha”, ya que en ella se practicaba la pesca del atún.

Playa Almadraba

Proseguiremos nuestra ruta a través de un murete que transcurre en paralelo a una hilera de palmeras (cuidado con no darse de bruces con alguna hoja) que desemboca en un estrecho paso en paralelo a los edificios de la zona, aunque también podemos ir caminando por la zona de la arena si llevamos el calzado adecuado.

Pasarela Almadraba

pasarela cala judíos

 

5.Cala de los Judíos

Llegamos a la Cala de los Judíos, una pequeña bahía de arena y roca de unos 200m de extensión, también conocida como “la Caleta” o “Cala del Martell”. En ella podrás ver a mucha gente pasando el día, y dependiendo de la época, paseando a sus peludetes, ya que es una zona muy agradable para compartir un rato con ellos. En este punto de la ruta se observan restos de algas y de posidonia, y a los cormoranes descansando y secando sus alas.

Cala Judíos 2

Desde este punto tendremos una buena panorámica de la línea de costa, desde el que se aprecian la bahía y el litoral sur de Alicante, y si tenemos suerte, también podremos avistar alguno de los enormes barcos mercantes que pasan por aquí.

Cala Judíos

barco cala judíos

6.Cala Cantalares — Tramo alternativo, itinerario ambiental

Nuestro camino nos lleva a la Cala Cantalares, el tramo quizá más complicado, ya que se trata de un acantilado con varios senderos entre la vegetación.

Cala Cantalares

Cabe destacar que en este punto existe un recorrido alternativo para conocer la microrreserva de flora, cuya ruta y características puedes consultar en este enlace. En cualquier caso, las vistas del mar desde aquí son una maravilla.

7.Cala Palmera

En esta parte del camino podremos observar a la garceta común tratando de pescar algún pez o crustáceo, así como trazas fósiles y zonas cubiertas con alga verde. Como siempre, hay que prestar mucha atención si pisamos estas superficies, puesto que podríamos resbalar y caer.

Cala Palmera

8.Faro

El final de este sendero nos lleva a uno de los últimos faros habitados de la provincia de Alicante, que se levanta sobre los restos de la torre vigía de L’Acodre. Desde este punto podemos divisar la playa de San Juan, el relieve montañoso y la isla de Benidorm. El transporte público para volver nos espera a un kilómetro y medio aproximadamente, en dirección hacia la playa de San Juan.

FUENTE: Ayuntamiento de Alicante

IMÁGENES: Verónica López López

Anuncios