El próximo 11 de noviembre tendrá lugar la sexta edición del Día de las Librerías, una jornada pensada para reivindicar su labor como gestoras e impulsoras de la cultura. Para celebrarlo, las librerías participantes abrirán en horario especial hasta las 22h, y ofrecerán actividades especiales y descuentos de un 5% en sus títulos.

Por este motivo, hoy en el blog vamos a conocer el trabajo que llevan a cabo desde Llibres Chus, una librería especializada en literatura infantil y juvenil situada en la Calle de La Ordana 18 de Sant Joan (Alicante), que abrió sus puertas el 1 de diciembre de 2001. Su responsable, Chus Seva, es una librera totalmente comprometida con la infancia más allá de las puertas de su establecimiento, puesto que también colabora con diferentes bibliotecas y colegios públicos, realizando actividades infantiles, asesorando y recomendando, “porque es lo que yo creo que tengo que hacer“.

Chus Seva en el mostrador de Llibres Chus
Chus Seva en el mostrador de Llibres Chus

P: ¿Cómo surgió este proyecto? ¿Por qué elegiste libros para niños?

R: La librería empezó como una tienda de regalos para niños en donde había libros. Y cada vez se fueron convirtiendo muchísimo más importantes los libros que los regalos. Fue evolucionando. Y lo que motivó que evolucionara a libros fue el tener una hija. El tener una hija es lo que te dice cómo la quiero educar, qué quiero que tenga, qué me gustaría leer, me gustaría que tuviera un criterio lector.

Por eso el principio y el germen de la librería es tener libros de literatura infantil de calidad para que los niños tengan acceso, eso es lo importante. Pero cada librería es una librería diferente. Porque yo tengo mi impronta por esa razón, pero otras librerías tienen su criterio para seleccionar. Todas tenemos lo mismo, pero cada una tiene su personalidad.

P: ¿Tiene sentido mantener una librería en la época del libro digital?

R: Siempre. Aparte de que se está demostrando que el libro digital no es tanto como se esperaba, yo siempre apuesto por el libro en papel. Además, el libro infantil, sobre todo el que a mí más me gusta, que es el álbum ilustrado, está uniendo dos artes: la literatura y la pintura. Y eso digitalmente no se aprecia, tienes que tenerlo delante.

P: Entones, ¿qué aporta a un niño un libro de papel que no le da un libro digital?

R: Yo siempre digo que la primera visita que hace un niño a un museo es el libro. Porque en el álbum ilustrado tenemos a los mejores pintores e ilustradores del mundo, y lo están enseñando en un libro, en un cuento. Y además de esa primera visita que hacen, están creando criterio lector y criterio de observación, criterio artístico. Por eso creo que es muy importante el libro en papel.

image-2

P: ¿Qué encuentras en una librería que no vas a encontrar en una gran superficie?

R: Mucho y poco. Lo más importante, una librería te ofrece una atención personalizada, un trabajo constante de día a día, una selección de novedades, el hecho de dejar de fondo esas novedades para tu librería porque apuestas por ellas, el transmitirlo boca a boca a la persona. Eso no lo hace una gran superficie. La selección, la profundidad, la búsqueda del buen libro, sólo la hacen los libreros.

P: Es decir, que si a alguien le interesa un tema determinado, una librería le va a servir de guía y orientación.

R: Claro. El librero, aparte de seleccionar, conoce los libros, conoce los temas, aprende a tener un criterio para diferenciar.

P: ¿Cómo es un día habitual en la librería?

R: El mío es complicado (risas). Hay una parte muy farragosa, que son las devoluciones, poner precios, facturas, y todas esas cosas, y aparte de eso, que es muy importante porque si no la librería no funcionaría, es leer libros, seleccionar libros, atender a los niños…El día a día de la librería es eso, un poco a salto de mata, de lo que entra por la puerta y de lo que tú tienes de trabajo, pero aparte tienes que hacer difusión en redes sociales, tienes que preparar manualidades porque mañana tenemos un cuenta cuentos, tienes que cambiar el escaparate, tienes que montar unas cortinas estupendas porque viene Halloween, la semana que viene tienes que tener cerrado todo un mes de actividades…Eso es mi día a día.

P: ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

R: Lo que más me gusta es evidente que es transmitir esa pasión que yo tengo por los libros, eso lo tengo muy claro. Y que esa pasión despierte alguna lucecita en el lector. Yo tengo la mala o la buena costumbre de que cuando estoy enseñando cuentos, los cuento para que los entiendan. Y esas caras…son lo mejor de mi trabajo.

P: ¿Y lo que menos te gusta?

R: Lo peor son las devoluciones, las facturas, los pagos…Y si olvidamos eso, lo poco que estamos cuidadas las bibliotecas, las librerías y el sector cultural en general en España. Tú te vas a Islandia, Finlandia, Inglaterra, y la cultura está subvencionada. En sus centros comerciales hay bibliotecas y librerías infantiles que subvenciona el Estado para que estén, no hay parques de bolas. Entonces aquí te sientes como una isla, en donde todo depende de tu trabajo.

P: ¿Crees que eso influye a la hora de educar a personas que de adultas tengan interés en la cultura?

Por supuesto. Yo siempre digo que tengo mucha suerte, porque esto, que es un proyecto personal, especializado, tengo mucha suerte de tener muchos clientes totalmente volcados con esta propuesta. Pero creo que hay algún sitio en el que este germen de la librería se rompe, en algún momento hay una bisagra donde no funciona, y creo que es en los coles. No por los coles en sí, sino por el sistema. Entonces a mí me interesa muchísimo ir a coles, presentar biblioteca de aula, porque el cole es público y va a llegar a lo máximo posible, y ya no hace falta que papá o mamá venga a una librería, porque ya en el cole tiene a su abastecimiento esos libros.

image

P: ¿ Cómo empezaste con los eventos de la librería? ¿Cuál es su objetivo?

R: Cumplimos 15 años, pero este local lo tenemos alrededor de 5 años. Antes estábamos en esta misma calle pero un poquito más abajo, en un local de 40m, y ahí era imposible. Pero al tener la opción de conseguir un local como este, lo tuve muy claro. Si antes me planteaba salir a la puerta y contar los cuentos en la calle porque no cabíamos dentro, pues ahora puedo hacerlo.

El hecho de contar cuentos, es darle vida a la librería, hacer que entre y salga gente, que los niños tengan ganas de escuchar. Todos los talleres que se hacen, tanto de adultos como de pequeños, tienen que ver con los cuentos. Es decir, si hacemos un taller de cocina, es porque hemos trabajado un libro donde hay una galleta o no sé qué, y lo traspasamos ahí. Y en pintura pasa lo mismo, si estamos trabajando a Frida Kahlo, es porque hemos hecho un monográfico. Y exactamente igual cuando traemos a gente a presentar un libro. Además, también pretendemos dar mucha voz a los autores que tenemos cerca, como Fran Pintadera.

P: ¿Qué nuevos proyectos tenéis planeados?

R: Tenemos prevista una celebración diferente para los 15 años de la librería. Como ya he explicado, apostamos mucho por la ilustración. Por eso hemos preparado una lámina coloreable de la librería, para que niños y adultos la pinten y decoren, y nos enseñen cómo nos ven. Subiremos todas las fotos de sus trabajos a nuestra página de Facebook, y los que tengan más “me gusta” entrarán en el sorteo de un pack de libros valorado en 30€. (Puedes encontrar toda la información para participar aquí)

P: Ahora que has mencionado Facebook, ¿cómo es tu experiencia con la librería en redes sociales?

R: Yo empecé muy pronto en Facebook, y es algo que tengo muy asimilado. Se ha convertido en una herramienta muy importante para información y venta, mucho más que el teléfono. Tiene sus cosas buenas, porque te da una inmediatez impresionante, y sus cosas malas, porque no das abasto, y no se controlan horarios.

P: ¿Qué te parece que exista un Día de las Librerías?

R: El día de las librerías es un día espectacular para mí, eso de que te reconozcan el trabajo me parece estupendo. Sin librerías, sin bibliotecas y sin colegios, no hay difusión de la cultura, no somos personas. Así de claro.

Aquí además colaboramos con la Revista Babar, que publica un artículo con recomendaciones de los libreros sobre cuál les ha parecido el mejor libro del año. Este año yo he presentado “Nana de tela“, de la editorial Impedimenta, porque apuestan por alguien tan importante y tan ninguneada como Louise Bourgeois. (Puedes leer el artículo de Babar aquí)

Mi más sincero agradecimiento a Chus Seva por concederme esta entrevista.

Anuncios